Blogia
ORIENTACIÓN PROFESIONAL EN CÓRDOBA

REFLEXIONES SOBRE EMPLEABILIDAD

REFLEXIONES SOBRE EMPLEABILIDAD

Podemos definir la empleabilidad como el conjunto de aptitudes y actitudes personales que hace que la persona pueda tener acceso a un puesto de trabajo. Estas actitudes podrían ser muchas y muy variadas dependiendo del puesto de trabajo que se busque.

Tras este término, se esconden, en definitiva, las posibilidades que una  persona tiene de encontrar empleo y amoldarse a un mercado de trabajo en continuo cambio.

Las relaciones laborales ya no son tan duraderas como hace años. Los trabajos para “toda la vida” no son comunes (casi nos podemos ceñir al sector publico, en este sentido), y el tiempo de empleo es, normalmente, corto. La empleabilidad es sencillamente encontrarse en sintonía con las demandas laborales actuales.

Quien esté buscando trabajo, debe tener en cuenta que la flexibilidad y la adaptación a cambios es fundamental. Y esta flexibilidad implica no encasillarse y disponer de aptitudes técnicas y de gestión para poder solucionar con rapidez los problemas que surjan durante el desempeño de la actividad.Podemos decir que es un valor en ALZA o un valor AÑADIDO a la hora de encontrar un empleo. 

Según un estudio (de una empresa de recursos humanos) la empleabilidad puede explicarse a través de varios conceptos básicos: adecuación vocacional, competencia profesional, idoneidad, salud física y mental, recursos alternativos y relaciones interpersonales.

Mejorar la empleabilidad supone un esfuerzo importante para la persona,  mantener la motivación dentro de este desarrollo y comprender que tenemos que adaptarnos al mercado de trabajo no es siempre un camino fácil.

LA REFLEXIÓN INDIVIDUAL Y LA TOMA DE CONCIENCIA SOBRE LO QUE NOS HA TOCADO VIVIR ES EL PRIMER PASO PARA EL ÉXITO PROFESIONAL.

 Angela Villegas

Camara de Comercio de Córdoba

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

elnover -

A mi este concepto me suena al cajón de sastre de los profesionales (toditos) relacionados con el empleo para justificar fracasos. Es como cuando el médico no puede dar explicación a unos síntomas y acude al tan traído:

- Eso es psicosomático

Vamos, que se desentiende y (cree) que queda bien.
Entiendo que esto de la empleabilidad es un término en el que se puede meter todo, y siempre achacarlo al orientado, llámese beneficiario, usuario, cliente o como queramos denominarlo; pero nunca al orientador. Que el orientado no encuentra trabajo y tiene poca formación, aunque sabe informática, idiomas, experiencias en todos los trabajos, habla en público como los ángeles, tiene todos los permisos de conducir, y coche, moto, tractor,... (en fin, que si tiene chalet no sé para que quiere trabajar) diremos que tiene poca empleabilidad y que debe formarse. Si se da el mismo caso anterior de que además de todo lo ya expuesto tiene la leche de formación pero es mayor o menor de X años, la causa de no encontrar trabajo es la poca empleabilidad. Mi duda en este tema siempre ha sido y será entender qué y para qué sirve el utilizar un término, la empleabilidad, para hacer referencia a multitud de fenómenos que pueden ser abordados más eficazmente sin aludir a tan impreciso término. De todas formas siempre he tenido una duda existencial, que no me deja dormir, sobre este concepto: ¿la falta de empleabilidad es sólo imputable a la persona?, ¿o tal vez ella pueda hacer poco para aumentar su empleabilidad?.
Lanzó esta pregunta a los cuatro vientos y espero que alguien que oye susurrar a los caballos me responda, y si no los oye también es bienvenida su respuesta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres